Páginas vistas en total

domingo, 12 de junio de 2011

¿Cómo llegó “el ladrón” a la Silla de Pedro? Segunda Parte

ANTI-IGLESIA
Categoría: Anti-Papa

¿Cómo llegó “el ladrón” a la Silla de Pedro?  (Segunda Parte)

Benedicto XVI: el “falso profeta” o “Antipapa”
Mensajes, Profecías, Investigación y Pruebas
6 de Julio, 2005

Benedicto XVI (Card. Ratzinger): ¿humilde siervo del Señor o Lobo con piel de Oveja?

Ponga ahora especial atención el lector.

La Virgen confirma la falsificación de firmas, correspondencia, Instrucciones y Bulas de Paulo VI; además es muy clara la comisión de un sinnúmero de ilícitos consistentes en la frecuente usurpación de funciones Pontificias, falsificación de firmas, secuestro, suministro de drogas, alteración de documentos, Consagraciones No Canónicas de Obispos y Cardenales, etc. cometidas por los magnicidas cardenales masones-comunistas Villot, Casarolli y Benelli. Esta confirmación nos es dada con Su Maternal Mensaje, -entre otros más- a todos los fieles Católicos, a los Sacerdotes y Jerarquía fiel a Cristo, a los Profetas y Videntes, al Mundo entero:

“No podéis aceptar ahora lo que viene de Roma, porque no vienen -estas bulas- y estas direcciones (-instrucciones-) no están escritas por la pluma del Papa Pablo VI. Ellas son escritas por las plumas de Benelli y de Villot.” (Nuestra Señora, 27 de Septiembre, 1975)

Ordenaciones y Consagraciones Ilícitas.

Desde 1972 Satanás ya había entrado en Roma, tenía a sus agentes en los más altos puestos de la Jerarquía de la Iglesia y comandaban ya a la Iglesia en su cúpula de mando y ahora dentro de las acciones del plan satánico, estaba el fortalecer  la estructura jerárquica masónico-comunista para poder manipular además los Cónclaves para apoderarse de la Silla de Pedro y así poder destruir al Cuerpo Místico de Cristo, eliminar la Santa Misa, alterar la Liturgia, eliminar toda forma de veneración y Culto a la Madre de Dios la Siempre Virgen María, negándole todo privilegio por parte de la Iglesia y de los fieles. El plan infernal buscaba a toda costa poner en la Silla de Pedro al “Falso Profeta”, pues con ello las fuerzas infernales de la sinagoga de los demonios podría en no muy distante tiempo después abrirle paso al Anticristo “Maitreya”.

De todos es sabido que las fuerzas del mal que ayudarán al demonio-humano Maitreya, el Anticristo, a posicionarse al frente del Gobierno Mundial y de una Iglesia Universal y obligatoria para todos los países, serán los comunistas, los masones, los musulmanes y en una buena etapa los judíos, entre otros. Baste decir como adelanto, que Maitreya, el Anticristo, ya se declara a sí mismo como el Mesías esperado, y su vocero Benjamín Creme propaga por el mundo una campaña mundial a favor de Maitreya. La marca de la Bestia 666 será la inserción del Bio-Microchip insertado en la frente o en la mano derecha (Ap. 13, 15-18).

Con esta infiltración en la Iglesia estaba ya a la mano, la posibilidad de disponer para ellos de la Silla de Pedro, el Infierno habría entonces declarado su triunfo sobre la Iglesia de Cristo en ese tiempo.

Conforme a lo que dispone el Código de Derecho Canónico, en su Segunda Parte, “De las penas para cada delito”, precisa en el Canon 1382:

“El Obispo que confiere a alguien la consagración episcopal sin mandato pontificio, así como el que recibe de él la consagración, incurren en excomunión latae sentencia reservada a la Sede Apostólica”.

El Canon 1389 precisa que: “Quien abusa de la potestad eclesiástica o del cargo debe ser castigado de acuerdo con la gravedad del acto u omisión, sin excluir la privación del oficio,…”

El Canon 1391, del Título IV, Del crimen de falsedad, tipifica la conducta sobre la falsificación y alteración de documentos eclesiásticos y establece las sanciones considerando la gravedad del delito.

Por otra parte, las Consagraciones de Obispos y Cardenales requieren de una orden escrita, hecha única y directamente por el Pontífice de la Iglesia Católica (Canon 1013)y ha de recordarse que el año 1977 fue “particularmente provechoso para la tríada satánica de los cardenales Villot, Casarolli y Benelli”, quienes impusieron un “papa falso” (cf. “El Engaño del Siglo”, Evidencia del Verdadero Tercer Secreto de Fátima) y teniendo bajo secuestro y sometido a droga al legítimo Papa Paulo VI, podían ahora realizar contra y sin el consentimiento del verdadero Pontífice, ordenar sacerdotes, consagrar obispos y cardenales conforme más conviniere a su plan para incrustar a su equipo masónico-comunista en la máxima estructura de poder y mando de la Jerarquía Vaticana, tener a sus agentes y aliados en las principales Diócesis del Mundo, en los Dicasterios y Congregaciones, en el Banco del Vaticano y en todas las Instituciones eclesiásticas bajo su dirección e influencia, direccionando a la Iglesia a nivel mundial para demoler su Doctrina, Tradición, Magisterio, interpretación de las Sagradas Escrituras, atacar Su Liturgia, tergiversar los Diez Mandamientos, el sentido de pecado y la conciencia moral de todos los fieles, sobre todo de los menos informados y de los más débiles en su formación espiritual, catequética y doctrinal.

Se traba, en síntesis, de acabar con la más antigua y Santa Institución fundada por Cristo, Depósito y Custodia de la Fe; rompiendo con las Enseñanzas más auténticas y legítimas cuya  Sabiduría e Inspiración provinieron del Espíritu Santos sobre los Concilios y los Papas fieles a Cristo, y acabar con la fuente de Gracia para el mundo de los fieles católicos y pilar del Cristianismo.
El triunfo del plan comunista de Lenin ya se asomaba para destruir y detener al Cristianismo, y el Plan’95 de la masonería les permitiría con el tiempo alcanzar su máxima meta, a través del falso diabólico ecumenismo promovido mediante el Concilio Ecuménico Vaticano II.

De las falsas e ilícitas consagraciones, la del Card. Karl Joseph Ratzinger, entre otras.

Sucede que en 1977, dado que el Pontífice Paulo VI desde antes estaba bajo secuestro y sometido con droga - efectuado por el mismo médico que certificaría su muerte, y más tarde la muerte de Juan Pablo I, y últimamente también atendía a Juan Pablo II, el Dr. Renato Buzzoneti, ahora médico personal de Benedicto XVI, permite ver con claridad que éste médico (gastroenterólogo y hematólogo, sabía bien que droga poner en las venas, etc)
ha estado al servicio de los asesinos de los Papas Paulo VI y Juan Pablo I y el porqué practicó la traqueotomía a Juan Pablo II para silenciarlo -, ahora es fácil comprender cómo estos engendros del mal falsificaron las instrucciones del Pontífice para que el alemán Karl Joseph Ratzinger fuera consagrado Arzobispo de Munich y Freising y por tanto Epíscopo (Obispo) el 28 de mayo de 1977; y una nueva falsa instrucción fue necesaria simulando que provenía del Pontífice para consagrarlo “cardenal presbítero” el 27 de Junio de 1977, escasamente un mes después de la falsa consagración como Obispo.

Esta es la trama de las ordenaciones y consagraciones falsas e ilícitas que promovieron  los cardenales criminales Villot, Benelli y Casarolli. Estos masones han actuado con mucha astucia y en secreto, como los masones de la cúpula.

Dada la falsificación de “instrucciones y órdenes Pontificias” por manos de Villot y Benelli, son falsas e ilícitas las consagraciones como Obispo y como Cardenal de Karl Joseph Ratzinger y por tanto se ha cumplido la Profecía que dice: “Un Papa será ordenado NO canónicamente”. Canónicamente y dada la comisión de ilícitos Benedicto XVI es un falso Papa.

Sería muy iluso pensar que él ignoraba esta situación de secuestro y suministro de droga al verdadero Papa Paulo VI cuando el propio Ratzinger ha formado parte del clan masónico comunista del Plan de Lenin para destruir a la Iglesia por dentro abarcando sus Seminarios.

Ratzinger no es ningún “humilde siervo del Señor”, es “un lobo rapaz con disfraz de cordero”, es cabeza de la masonería eclesiástica, “es el ladrón que ha usurpado la Silla de Pedro”, es “el falso profeta o Antipapa”. Uno de los primeros actos notorios de su complicidad, es el haber ratificado en su cargo, al peor enemigo de la Iglesia en el segundo cargo más importante en el Vaticano, al Card. Ángelo Sodano Spigeel quien fungió como Secretario de Estado en el Pontificado de Juan Pablo II para que continúe con ese mismo cargo, de quien todos sabemos por los Mensajes de la Virgen, que “es el agente de la Estrella Roja” que atentaba contra la vida del Papa Juan Pablo II, y quien orquestó campañas difamatorias contra Juan Pablo II, en contubernio con el cardenal también alemán Karl Lehmann, Presidente de la Conferencia del Episcopado de Alemania y quien estuvo desde hace más de un decenio pidiendo que renunciara Juan Pablo II, pues este Pontífice había dado instrucciones al Card. Ratzinger para que se retractaran Lehmann y Sodano de su campaña pro-abortista en algunas clínicas de Alemania. El cardenal Sodano además elogiaba cínicamente al hereje Hans Küng, exteólogo cristiano -también amigo de Ratzinger-, a quien Juan Pablo II ordenó a Ratzinger retirar sus credenciales teológicas por sus abiertas herejías contra Cristo y Su Iglesia verdadera. Sodano además, recibió con honores en el Vaticano al comunista masón Mikail Gorbachev, en franca actitud opuesta a la política contra el comunismo llevada a efecto por Su Santidad Juan Pablo II. Por esta rebeldía de Sodano, atacaba a Juan Pablo II tachándolo de déspota.

En otro capitulado hablaremos más sobre las actuaciones del Card. Ángelo Sodano Spigeel, agente del comunismo y de sus ligas con la masonería roja.

Ratzinger, Sodano y Bertone, principales cabezas que bloquearon y distorsionaron el Tercer Secreto de Fátima y la Consagración de Rusia al Inmaculado Corazón de María.

Cuando el Papa Paulo VI se encontró con Sor Lucía, en su visita a Fátima, la vidente le solicitó hablar con él, pues ella estaba con urgencia para darle el Mensaje de la Madre del Cielo, comunicándole personalmente el Secreto de Fátima; si el Papa la hubiese escuchado no habría tenido que soportar más tarde la traición de sus más cercanos colaboradores, no hubiese sido secuestrado y habría podido hacer frente de manera oportuna al plan de la masonería para inutilizarlo hasta acabar con su vida. Hoy, desde el Cielo, debe estar muy arrepentido de no haber escuchado a Sor Lucía Dos Santos. En consecuencia, lo profetizado, que a la muerte de Sor Lucía sobrevendría el período de los últimos tiempos, iniciándose con el Antipapa, en plena coincidencia con la profecía del falso funeral –con un cuerpo de cera- y la previa huida de Juan Pablo II por la persecución de los comunistas infiltrados en el Vaticano, quienes encabezados por Sodano atentarían contra su vida, se ha venido cumpliendo, así como lo profetizado en Garabandal a Conchita González, de que después de Juan XXIII sólo quedarían tres Papas de Su Hijo y luego vendría el final de los tiempos. (Cf.”Cronología de un Encubrimiento”, Website: http://www.fatima.org Secc.Español).

Ratzinger, Sodano y Bertone encabezan bloqueo para Consagrar Rusia.

También los cardenales Ratzinger, Sodano y Bertone (aprovechando sus cargos clave para lograr sus objetivos) son las cabezas principales que “bloquearon las solicitudes de la Virgen de Consagrar a Rusia a Su Inmaculado Corazón” incluyendo el Pontificado de Juan Pablo II, a fin de evitar la propagación de los errores y crímenes de los comunistas y el exterminio de muchas naciones, de tal suerte que si Rusia le era Consagrada, esta nación se convertiría y habría paz en el mundo.

Esta es la razón medular también por la cual era preciso para los cardenales masones no permitir que el mundo conociera el contenido del verdadero Tercer Secreto de Fátima, que revelaba que Satanás entraría hasta los más altos reinos de la Jerarquía de la Iglesia, pues esto evidenciaría su presencia y desvelaría sus planes para destruir a la Iglesia por dentro e introducirse en los Seminarios. El Tercer Secreto descubriría su plan y su presencia satánica, sus magnicidios, el bloqueo al cristianismo y a la Institución Milenaria que lo ha sustentado: la Iglesia de Cristo. El contenido del Secreto los ponía en evidencia y pondría en advertencia al mundo católico del Plan de Lenin, de la infiltración de la masonería comunista, de la masonería eclesiástica tan infiltrada y hasta el vértice de la Iglesia misma, el humo del infierno se había filtrado dijo Paulo VI cuando se dio cuenta de la trama, pero para él ya era tarde, y cuando lo dijo al mundo nadie respondió, todos estuvimos y permanecimos tan indiferentes como ahora, qué culpables somos todos al permitir tanta maldad y contra la propia Casa de Nuestro Padre, no hemos sido celosos de la Casa del Padre como lo fue Jesús en su tiempo, no hemos escuchado ni hecho caso a los mensajes y advertencias de la Virgen, qué tibios somos que hasta nos vuelve cómplices del avance del comunismo y de su amenaza tan próxima contra el mundo.

Esta es también la razón por la cual Ordenes tan valiosas y celosas guardianes de la Tradición y de los Dogmas como la Fraternidad de San Pío X han sido estratégicamente atacadas y les han sido interpuestos pretextos para mantenerles bajo una excomunión, cuya instrucción no partió de ningún Papa Legítimo, ni de Paulo VI ni se continuó por Juan Pablo II, la promovieron y la han sostenido ilegítimos cardenales incrustados en la jerarquía vaticana cuyos nombres y trama ya todos conocemos. Recordemos la falsificación de firmas, instrucciones y Bulas por los cardenales Villot, Casarolli, Benelli; ahora han sido Ratzinger, Sodano, Bertone, etc., cuánto daño han hecho y están haciendo a la Iglesia para destruirla, ¿hasta cuándo despertaremos, hasta cuándo nos uniremos en oración y en hechos para recuperar a nuestra Iglesia? La palabra Iglesia, del griego Ecclesia, significa “comunidad” y todos somos esa comunidad, ¿es que debemos dejar al prójimo que actúe por tú responsabilidad de actuar y evangelizar en el Nombre de Tu Señor y Tu Dios; hasta cuándo surgirá tu celo por la Casa del Padre? Hay que pensar bien en las cuentas que cada uno de nosotros ha de entregarle cuando nos llame a Su Divina Presencia, estimado lector, nunca digas que a ti no te tocaba asumir tu parte y tu papel como cristiano y como católico.

Juan Pablo II no pudo consagrar a Rusia junto con los Obispos del mundo, porque Ratzinger, Sodano, Bertone y muchos, muchos más cardenales y obispos masones están en este clan, son de esta secta y han llegado a la cúpula Vaticana. Bastaría con analizar con detenimiento el documento “Cronología de un Encubrimiento” difundido en este mismo Website, accesando al Link en http://old.fatima.org/span/  donde aparecen los nombres de los cardenales, arzobispos, obispos y sacerdotes inmiscuidos para distorsionar y bloquear la difusión del Secreto de Fátima –información posterior-.

Pero para los comunistas, y sus agentes son los cardenales masones-comunistas que por supuesto no quieren que Rusia se convierta, ni quieren la paz del mundo, sólo quieren extender su poderío a todas las naciones, someterlas bajo su doctrina marxista y atea y hacer de la religión católica, parte de esa religión mundial y obligatoria que finalmente impondrá en esta etapa el Gobierno Mundial bajo el poder de Maitreya –el Anticristo-, quien es la otra bestia a quien la primera bestia entrega todo el poder, según está escrito en el Apocalipsis:

“Después vi surgir del continente otra bestia, que llevaba dos cuernos semejantes a un Cordero (masonería eclesiástica), y hablaba como un dragón. Y la autoridad de la primera Bestia (masonería laica) la ejerce toda delante de ella (o “está a su servicio”). (Ap.13, 11-13)

El Cap. 13 del Apocalipsis tiene como título: La Bestia y el falso profeta, el “falso profeta” es el Antipapa, a quien estamos denunciando, y éste habrá de aliarse y abrirle las puertas al poder mundial a Maitreya, el Anticristo, quien ya existe y se presenta a sí mismo como “el mesías esperado”, pero asumiendo todos los roles del principal personaje del hinduismo, del budismo, del islamismo, del judaísmo, del cristianismo, etc. Entonces, Benedicto XVI, el “falso profeta”, presentará y se aliará con la Bestia (Maitreya, el Anticristo) para dar paso a una Religión Universal Obligatoria y a un Gobierno Mundial.

Prueba de que estos mismos lobos rapaces bloquearon la difusión y torcieron el verdadero contenido del Tercer Secreto de Fátima, pues la Virgen los denunciaba en Sus Mensajes, avisaba al mundo de la entrada de satanás en las más altas esferas de la Jerarquía de la Iglesia, nos avisaba de los grandes cataclismos que vienen sobre el mundo, advertía lo que estaban haciendo los agentes de satanás con birreta roja secuestrando, drogando, y asesinando a Paulo VI, luego a Juan Pablo I el 33º día de su Pontificado, ya que ritualmente tiene un simbolismo el Grado 33 de la masonería y coincide con la “práctica ritual de asestar puñaladas sobre una cabeza coronada con una Tiara” –Triple Corona usada por los Papas hasta Juan XXIII- (Cf. El triunfo de la Virgen María, Prácticas en el Rito Escocés Antiguo y Aceptado relacionado con la Muerte y Sacrificio de Cristo a los 33 años, siendo nuevamente el magnicida cardenal Villot quien ponía en práctica este ritual masónico envenenando con una copa de champagne al Papa Juan Pablo I a pretexto de celebrar su llegada al Pontificado.

Para evitar la difusión de todo este conocimiento en el mundo, es que la Jerarquía masónica-comunista procedió a obligar a guardar silencio a las religiosas que notaron la rara forma de morir en el baño y con vómito al papa Juan Pablo I, y explica luego el confinamiento obligada a guardar silencio durante 35 años a Sor Lucía Dos Santos, la principal vidente de Fátima, pues la Virgen revelaba todos estos trágicos acontecimientos y otros más que habrían de cometerse contra los Pontífices, la Iglesia y el Cristianismo (cf. “Cronología de un Encubrimiento”), así como también se explica porqué el Dr. Renato Buzzoneti (gastroenterólogo y hematólogo, por tanto sabía bien que veneno disfrazaría más las coartadas de los magnicidas Villot, Casarolli y Benelli) dando “certificados de defunción” sin practicar examen ni autopsia, sólo seguía las instrucciones del Cardenal Jean Marie Villot para protegerse en sus magnicidios contra Paulo VI y contra Juan Pablo I. Se explica la complicidad del masón Dr. Renato Buzzoneti y su involucramiento en estos magnicidios y en la traqueotomía innecesaria practicada para silenciar a Juan Pablo II y el hecho de que ahora Benedicto XVI lo tenga como médico personal.

Difundir el Tercer Secreto, era abrir las puertas para permitir ser descubiertos antes de usurpar la Sede de Pedro, había que bloquear su conocimiento y su difusión, había que actuar rápidamente para lograr servir a su amo Satanás, a la sinagoga de los demonios como ha sido sentenciada por diversas Bulas Papales (cf. “El Triunfo de la Virgen María sobre la Masonería”, Encíclicas que condenan a la Masonería, localizar en la Sección Sectas ).

Son mentiras y contradictorias las declaraciones de Ratzinger, como Prefecto de la Congregación de la Doctrina de la Fe, y de su segundo de abordo Mons. Bertone desde 1981 a 1984 al pretender que el Tercer Secreto de Fátima se había cumplido ya que declaró en 1981 que “el Tercer Secreto de Fátima se había cumplido con el intento de asesinato de Juan Pablo II”. Es desmentida esta declaración de Ratzinger y de Bertone por el Vocero de Juan Pablo II, Navarro Vals, pues el siguiente año, 1982, en el encuentro entre Su Santidad Juan Pablo II y la hermana Lucía, ella le dijo al Santo Padre que todavía no se había cumplido el Tercer Secreto, y también se contradicen en cuanto a la fecha del conocimiento del Secreto por parte de Juan Pablo II.

Mons.Tarcisio Bertone, entonces segundo después de Ratzinger en la Congregación para la Doctrina de la Fe y encargado de la difusión del Tercer Secreto de Fátima entró en contradicción con las declaraciones del Portavoz Pontificio Joaquín Navarro Vals que había declarado que Su Santidad Juan Pablo II leyó a los pocos días de su elección el Tercer Secreto, y Bertone decía que fue hasta el 18 de Julio de 1981 (Juan Pablo II fue elegido Papa el 16 de Octubre de 1978), es decir, dos años y medio después según decía Bertone, cómplice contra el Tercer Secreto y contra la Consagración de Rusia al Inmaculado Corazón de María para detener al Comunismo solicitada por la Virgen en Tuy en 1929, y había también pedido que el Secreto fuera revelado a la Iglesia y al Mundo a más tardar en 1960.

Por esos las cabezas de bloqueo contra las peticiones de la Virgen, Ratzinger, Sodano, y Bertone entre otros tienen declaraciones contradictorias entre sí mismos y contra el Portavoz del Papa Juan Pablo II.

Unido a este fatídico trío se suma el Ob. Alberto Cosme do Amaral, Obispo de Fátima al parar la impresión de la obra del P. Alviso sobre los Mensajes de Fátima.

Ratzinger, Benedicto XVI, entró en contradicciones pues había declarado el 11 de noviembre de 1984 en la Revista “Jesus” (Publicación de las Hermanas Paulinas) que el Tercer Secreto se refiere a “peligros amenazando la fe y la vida del cristiano y por tanto la vida del mundo” y el 26 de junio del 2000 dice que se refiere este Secreto sólo a los sucesos que ya han acontecido (culminando con el intento de asesinato del papa Juan Pablo II en 1981) “y no contiene profecía sobre el futuro”, concluyó.

Esta segunda parte de la última declaración contradictoria de Ratzinger, además al decir que “no contiene profecía sobre el futuro” es falsa e infantil, además de perversa, pues trata de mentirosos el contenido del Verdadero tercer Secreto de Fátima y de todas sus partes. Ratzinger y sus cómplices piensan seguramente que los católicos no tenemos memoria y que somos mensos. La Virgen no entra en contradicciones, conoce sus planes y sus acciones, conoce las intenciones de los comunistas y de los masones a la cabeza del comunismo y avisa al Mundo a través de Sus Mensajes y Profecías.

El atentado contra Juan Pablo II demuestra el complot masónico-comunista contra su vida.

En todo caso, el intento de asesinato y las recientes declaraciones circundantes a la anunciada muerte del Pontífice por los masones cardenales del Vaticano nos permitieron saber por parte del propio Ali Agka, que si él no hubiera recibido “ayuda de adentro –“del Vaticano”- y de algunos sacerdotes, él no habría podido lograr ese acto, lo que denota el complot de la Masonería Eclesiástica tramado contra la vida de Su Santidad Juan Pablo II, y que falló proféticamente por el P. Pío de Pietrelcina (Italia), quien le dijo: “Tú serás Papa, y un día tus Vestiduras Blancas se teñirán de rojo, pero no temas, porque la Virgen y yo estaremos contigo”.

Fue la Virgen quien movió la mano de Ali Agka para que no diera en el corazón de Juan Pablo II el certero disparo que se dirigiría mortalmente contra el Pontífice, “el último Papa de Su Hijo” antes de la llegada del final de los tiempos. Las Profecías se han cumplido.

Las investigaciones desvelan que atrás de Ali Agka, quien ejecutara el atentado de manera física, estaba enviado por el régimen comunista desde Alemania comunista y Rusia vía pías intermedio de terrorismo.

Cuando Ali Agka, quien caminaba como mercenario por la vida, al conocer el gran amor y el sincero perdón otorgado por Juan Pablo II a quien atentó contra su vida y causó daños físicos que lo perjudicaron por el resto de su misión pontificia sagrada como el último y legítimo Vicario de Cristo antes del Antipapa cuyo reinado breve ha llegado, arrepentido hizo saber al mundo “la gran traición tramada por la infiltración masónico-comunista en la Jerarquía Vaticana hasta los más altos Reinos, cumpliéndose la Profecía del Tercer Secreto de Fátima:”Satanás entrará hasta los más altos Reinos de la Jerarquía de la Iglesia”, dijo la Virgen a Sor Lucía Dos Santos y a la Vidente Verónica Lueken.

Las acciones de la masonería infiltrada en la Iglesia Católica con los detalles de sus diabólicas acciones fueron también descritas por la Vidente Estigmatizada la Venerable Ana Catalina Emmerick, Cuaderno No. 3, Visiones y Revelaciones Completas, mismo que se encuentra en la Sección Sectas, Contenido General de este mismo Website señalado en el párrafo anterior (cf. “La demoledora obra de la Masonería Eclesiástica y Laica en las Visiones y Revelaciones a la Venerable Ana Catalina Emmerick”). Estas revelaciones y visiones las tuvo de 1817 a 1822.

¿Qué es la masonería, qué Cardenales, Obispos, Clérigos, Teólogos y Asociaciones pertenecen a esta Secta y cuál es su verdadera situación en la Iglesia Católica? ¿Qué planes inmediatos tienen? ¿Qué va a hacer el falso profeta? Lo abordaremos en la Tercera Parte.

Invitamos a todos a unirnos en Oración para que se arrepientan de sus hechos y de sus perversas intenciones inmediatas y futuras a quienes están en esta condición en la secta masónica para que alcancen la conversión, su salvación y no confundan a millones de católicos ni sean causa de un cisma en la Iglesia de Cristo. Unámonos a las intenciones de la Reina y Madre de la Iglesia y de todo lo creado, recemos el Santo Rosario, leamos las Sagradas Escrituras, el Apocalipsis, frecuentemos los Sacramentos, ofrezcamos ayunos y penitencias, llenémonos del Amor de Dios Padre, pidamos el don de discernimiento de Espíritus y los dones que Dios Padre quiere otorgarnos, formemos grupos y Cenáculos de Oración, conozcamos los fundamentos de nuestra Doctrina, releamos los Mensajes, Profecías y Revelaciones dadas a los Profetas de los Últimos Tiempos, y sin temor sigamos adelante. ¡Las Profecías y Mensajes de Lourdes, Fátima y Garabandal, entre otras, se han estado cumpliendo!