Páginas vistas en total

domingo, 18 de marzo de 2012

LOS CARDENALES DEL MAL PREPARAN VISITA ESTRATÉGICA DE BENEDICTO XVI A MÉXICO

¡¡¡EXTRA URGENTE!!!
Mensaje de la Siempre Virgen María de Guadalupe para México y el Mundo, a través de los Profetas Ángel Mensajero de la Santísima Trinidad, Rosa Celestial y Trueno de la Justicia, dado el lunes 12 de Marzo del 2012, a las 12:20 hrs. en la Capilla de la Virgen del Monte Carmelo.

Virgen del Apocalipsis somete al dragón de 7 cabezas Leviatán

·       Preparan la visita de Benedicto XVI los “jerarcas del mal”.

Habla la Santísima Virgen:

Hijitos Míos, debéis saber que hay y habrá secuestros a Mis hijos que trabajan en los Medios Masivos de Comunicación que realizan miembros de una secta llamada Caballeros Templarios; ellos amenazan a los dueños y comunicadores para que no difundan sus delitos, como sucede en el Estado de Zacatecas, en México.

Debéis saber y dar a conocer a autoridades y a los padres de familia, que en los centros nocturnos conocidos como “discotecas”, ponen drogas en las bebidas que les sirven a los jóvenes que acuden a estos centros en busca de esparcimiento y diversión. Deben ser instruidos por sus padres de los peligros que corren, pues bajo efecto de las drogas acontecen muchas cosas terribles para Mis hijos, que incluso ponen en peligro su propia vida, su libertad, su integridad y dignidad humanas. Los demonios interactúan en estos lugares porque el alcohol, las drogas y las conductas licenciosas les abren las puertas para poder ejercer su influjo y hacerles caer en trampas y daños físicos, mentales, espirituales y morales.

Sabed también que los maleficieros, aprovechan los descuidos de los sacerdotes que descuidan los Templos, y son sustraídas las Hostias Consagradas por los maleficieros, por los brujos, que tienen ya tendida como una telaraña infernal para realizar estas operaciones y poder profanar estas Hostias. Pero también, existen sacerdotes dentro de la Iglesia Católica, que incurren en este tipo de profanaciones, como ha sido el caso de muchas Entidades Federativas, en la República Mexicana, en Zacatecas de una manera especial. El año pasado lo hicieron varios sacerdotes en ese Estado y ahora están preparándose esos mismos sacerdotes, bajo la complicidad de algunos cardenales en el Vaticano, porque saben que Satanás y desde el Infierno les dan más poder para sus placeres inmundos a esos sacerdotes traidores, que actúan movidos por los mismos demonios que estuvieron en Judas Iscariote, el apóstol traidor en tiempos de Mi Hijo durante Su Misión en la Tierra. Este apóstol ocupa el doceavo nivel más bajo del Infierno y está sólo él en ese lugar por haber cometido el más grande de todos los pecados, “deicidio” o “asesinato del Hombre-Dios”.

Otros sacerdotes, obispos y cardenales tienen Hostias que son profanadas diariamente en ritos y misas negras, lo hacen diariamente para mantener los ojos cerrados y la mente bloqueada de Nuestros hijos fieles a la Doctrina de Nuestra Iglesia y de los hombres de buena voluntad, y por supuesto, para mantener bloqueada, ininteligible la mente de los comunicadores de los Medios Masivos para darse cuenta, difundir y analizar del porqué de estas abominaciones cometidas por jerarcas y sacerdotes.

En estas Misas negras y Misas rojas se ofrecen sacrificios a los demonios, todos estos actos infernales son para dar poder y eficacia a las acciones que se derivan de la realización de los planes dispuestos por el anticristo Maitreya en lo que éste ser imbuido del espíritu de Satanás, le ordena a Benedicto XVI para lo que han de concertar para el anticristo mediante su visita a México y las reuniones que celebrarán con jerarcas y con políticos a puerta cerrada.

Ofrecerán sacrificios humanos a los demonios que ya conocéis, ofrecerán en sacrificio a sacerdotes, obispos y a cuatro cardenales, a estos últimos los ofrecerán como “Corderos degollados”, tal como hicieron con Mi Hijo los Rabinos judíos de la Iglesia a la que pertenecíamos en nuestra estancia en la Tierra, a la Sinagoga judía. Después surgió con los Apóstoles la Iglesia que Mi Hijo fundó sobre Pedro, ahora tan infiltrada.

Lo que avisé al Mundo hace algunos años sobre lo que acontecería en estos tiempos en cuanto a que muchos de Mis hijos Sacerdotes y Jerarcas verdaderamente fieles, firmes en su Fe y convicciones, seguidores de Mi Hijo y llenos de amor hacia Mí, Su Madre, como Reina y Madre de la Iglesia, huirán de las Naciones donde serán perseguidos y llegarán a lugar seguro en la Nación Mexicana.

Cuando venga el papa impostor Benedicto XVI, vendrán también otros dos poderosos cardenales de la infiltración y al servicio de éste; vienen a lugares estratégicos a concertar lo que les ha instruido Maitreya y el mismo Benedicto. Os digo que los cardenales Javier Lozano Barragán y Norberto Rivera Carrera están implicados en este plan infernal.

Os repito, Benedicto XVI es el “oso blanco”, el que devora ferozmente y demuele con sus jerarcas sectarios los fundamentos de la Tradición de la Iglesia, y es de color blanco, en referencia simbólica al color de las vestiduras que representan, sin serlo en su caso, la pureza que debe haber en el espíritu y el alma de un pontífice, se trata desde luego, hijos Míos, de una mera simulación de espiritualidad santa, él no es el santo padre; su alma y su espíritu están repletos de una tremenda oscuridad y negrura espiritual.

Después de la venida de Benedicto XVI con su sangre maldita a México, se desatará una guerra, habrá mucha sangre derramada en los mares, y estará por desatarse una “Guerra Mundial”, la más sangrienta que haya habido jamás; la más sanguinaria de la que hayáis sabido y escuchado en México.

Al entrar esa guerra tan sangrienta, se estará dando el paso doloroso, el más doloroso para Vuestra Madre la Virgen María.

Orad, orad fuertemente y con toda vuestra alma para que la Luz del Espíritu Santo ilumine a todos Mis hijos fieles en la Iglesia que ya han descubierto quien es el falso profeta Benedicto XVI, y para que muchísimos más no sigan con una venda en los ojos que les impide ver la realidad y para que sus mentes sean abiertas y no sigan obcecados creyendo que quien denuncia al falso profeta y a Maitreya son enemigos de la Iglesia, sino por el contrario, porque conocen las Profecías, los libros de las Sagradas Escrituras, Daniel, Mateo y el Apocalipsis, entre otros y Nuestros Mensajes dados desde el Cielo a través de las almas que hemos escogido como Nuestros Voceros.

Sí, hijitos Míos, dije “sangre maldita”, la de Benedicto XVI, de cuna judía y alemana, de la misma sangre de la Sinagoga y del Rabinato del Priorato de Sión que ha infiltrado la Iglesia Católica, que está cuidando del anticristo Maitreya Raj Patel y miembro servil, cobarde y traidor que infiltró la perniciosa corriente del modernismo en el seno de la Iglesia; él, como lobo rapaz, no transmite espiritualidad benigna y santa, sino de rechazo y de maldad, es lo que sienten y perciben las almas de la gran mayoría de Nuestros hijos fieles de la Iglesia Católica. La gran farsa de Benedicto XVI está siendo revelada, descubierta, denunciada y conocida.

Manteneos firmes en los caminos por los que os guiamos; como Mi Divino Esposo reveló a Mi hijo el Profeta J.V., el mismo día de la elección de Benedicto XVI como nuevo papa para la Iglesia, en el mensaje por el que reveló al Mundo que ya había llegado “el ladrón” al lugar más santo que teníais sobre la Tierra, al Vaticano, pero que no temierais porque Yo guiaría a Mi Iglesia desde ese momento en adelante, como Reina y Madre de la Iglesia, como La Corredentora, como la Medianera de todas las Gracias y Centro del Amor de la Santísima Trinidad, como Virgen del Apocalipsis, como lo he venido haciendo a través de todos los que Me siguen y están atentos de Mis Mensajes.

            Yo Soy la Mujer vestida de Sol que vence todo mal, la que triunfa sobre el dragón infernal y sobre todo ente maligno y que escogió vuestra Nación para alcanzar el Triunfo de los Sacratísimos Corazones, de Jesús y el de Vuestra Madre, en este final de los tiempos. Y os bendigo en el Nombre de Dios Padre Todopoderoso, en el de Mi Divino Hijo, en el de Mi Esposo, el Espíritu Santo, y en Mi Nombre.
      Amén, amén, amén.


Mensaje Certificado por el MIDP Núm. AMSTV/12/03/12