Páginas vistas en total

viernes, 27 de abril de 2012

¿Cómo llegó “el ladrón” a la Silla de Pedro? Cuarta Parte, 2a.Secc.Punto 4A

¿Cómo llegó “el ladrón” a la Silla de Pedro?
Cuarta Parte, 2ª.Sección, Punto 4 “A”

Documentos, Testimonios y Mensajes de la Virgen sobre el Concilio Ecuménico Vaticano II.

Punto 4, “A”
4. La infernal planeación del Concilio Ecuménico Vaticano II denunciado en los Mensajes de la Virgen Madre y Reina de la Santa Iglesia Católica, Apostólica y Romana, “Nuestra Señora de las Rosas”.
Satanás se infiltrará en el seno de la Iglesia, llegará hasta los más altos reinos de la Jerarquía y hasta la Silla de Pedro! (TERCER SECRETO DE FÁTIMA, la Virgen de Fátima a Sor Lucía Dos Santos).
El tenebroso Card.Joseph Ratzinger, hoy Benedicto XVI

"Por alguna rendija se ha infiltrado el humo del infierno en el seno de la Iglesia" (Paulo VI).

CONCILIO ECUMÉNICO VATICANO II
Parte 1 – Infiltración en la Iglesia 
Vaticano II: El Concilio que trajo la discordia, la desunión y la pérdida de almas para el Cielo...
"Repito, hijos Míos, como os He dicho en el pasado, que el gran Concilio del II Vaticano fue manipulado por satanás.  El se sentó allí entre vosotros y os trabajó como un tablero de ajedrez.
   "¿Qué podéis hacer ahora para recuperaros?  Es sencillo, hijos Míos: regresad y empezad de Nuevo con las bases que os han sido dadas.  Debéis devolver el respeto a vuestro sacerdocio.  ¡Debéis devolver el respeto a
vuestro Santo Padre...!" – Nuestra Señora, 15 de Mayo, 1976 


“¿Estos Padres están planeando una revolución?”  Estas fueron las palabras del Cardenal Ottaviani durante el debate sobre la Constitución de la Liturgia durante el Segundo Concilio Vaticano.  Una revolución fue planeada mucho antes que el II Vaticano, pero la revolución alcanzó una masa crítica y luego explotó por toda la Iglesia bajo la apariencia del II Vaticano.
Infiltración de la Iglesia

El Obispo Rudolph Graber, en su libro, Athanasius y la Iglesia de Nuestro Tiempo (1974), citó a un prominente Francmasón quien declaró que “la meta (de la Francmasonería) ya no es la destrucción de la Iglesia, sino hacer uso de ella al infiltrarla.”[1]  

    Cardenal John O'Connor masón, con dos de sus hermanos de logia, en el exterior de la Catderal de San Patricio, en E.U.A.

Los Católicos no sólo tienen que estar preocupados por los masones en su medio, sino también por los comunistas.  A principios de los años de 1950, la Sra. Bella Dodd dio a conocer un gran testimonio sobre la infiltración comunista en la Iglesia y el Estado ante el Comité de Actividades No-Americanas de la Casa de Representantes, y también proveyó explicaciones detalladas de la subversión comunista en la Iglesia. 

Hablando como una antigua funcionaria de alto rango del Partido Comunista Americano, la Sra. Dodd dijo: "En los años de 1930s nosotros colocamos a mil cien hombres dentro del sacerdocio para poder destruir la Iglesia desde adentro."  Doce años antes del Vaticano II, ella dijo: "Ahora mismo ellos están en los lugares más altos dentro de la Iglesia".  Ella predijo cambios en la Iglesia que serían tan drásticos que "ustedes no reconocerán la Iglesia Católica."    


La doctora Alice von Hildebrand recordó, durante una entrevista con la revista Latin Mass (Misa Latina), que "Bella Dodd le dijo a mi marido y a mí que cuando ella era un miembro activo de partido [Comunista], ella había tratado con no menos de cuatro cardenales dentro del Vaticano 'quienes estaban trabajando para nosotros'." (revista Latin Mass, Verano 2001)
    
También sabemos de la infiltración comunista dentro de la Iglesia Católica por un libro, A.A. 1025.  Estas son las memorias de un agente comunista quien se infiltró dentro de la Iglesia Católica en 1938, fue al seminario, se convirtió en un sacerdote quien ejercía enorme poder detrás de las escenas, y quien participó en el Vaticano II.  Él logró fomentar la adopción de documentos ambiguos del Concilio, los cuales trazaron la base para futuros experimentos por parte de prelados y sacerdotes ingenuos.  Él declaró: "'El Espíritu del Concilio' para mí se ha convertido en un triunfo magistral."
    
No se conoce la identidad verdadera de este agente excepto por el número de código AA-1025 dado por la Policía Secreta Rusa, significando número 1025 Anti-Apóstol. Hubo muchos agentes 1024 como él, antes que él.  Algunos han alcanzado el rango de Arzobispo y Cardenal, muchos de los cuales pudieron haber sido jefes de departamentos en la curia (gobierno papal) y dentro de congregaciones religiosas.
    
Él murió en un hospital después de un accidente de carro, y la enfermera quien lo atendió, (Marie Carre) providencialmente descubrió sus memorias personales en su maletín.  Después de leerlas, ella decidió publicarlas para que el mundo conociera el porqué la Iglesia Católica ha estado pasando por cambios destructivos muy a pesar de sus fieles.  La traducción al ingles está publicada bajo el título AA 1025: The Memoirs of an Anti-Apostle (Las Memorias de un Anti-Apóstol) por Éditions Saint-Raphael, 31, rue King Ouest, Suite 212, Sherbrooke, Québec, Canadá, 1988.
    
Dentro del diario del agente comunista se encuentran muchos detalles escalofriantes que contienen planes para la destrucción de los fieles dentro de la Iglesia Católica. Este agente comunista escribe:
"Para debilitar aún más la noción de la 'Verdadera Presencia' de Cristo, todo recato tendrá que ser eliminado.  Ya no más vestimentas bordadas costosas, no más música llamada sagrada, especialmente los cantos Gregorianos, sino una música al estilo jazz,  no más persignarse, no más genuflexiones, sino más bien sólo dignas actitudes rigurosas...   Es más, los fieles tendrán que quitarse la costumbre de arrodillarse, y esto será completamente prohibido cuando reciban la Comunión...  Muy pronto, la Hostia será colocada en la mano para borrar toda noción de que es Sagrada."
Alice von Hildebrand reportó el siguiente incidente en una entrevista con la revista Latin Mass (Verano 2001). En esta entrevista, ella mencionó al sacerdote italiano Don Luigi Villa (diócesis de Brescia), quien publicó dos libros en 1998 y en 2000.  El Padre Villa, por solicitud del Padre Pío, dedicó muchos años de su vida a la investigación de la infiltración, tanto de los francmasones como los comunistas dentro de la Iglesia:
CARD. ANTONIO CASAROLI, COSECUESTRADOR DEL PAPA PAULO VI JUNTO CON EL CARD. JEAN-MARIE VILLOT, CÓMPLICE DE HOMICIDIO DE JUAN PABLO I Y DESPUÉS SECRETARIO DE ESTADO Y AUTOR DEL ATENTADO CONTRA EL PAPA JUAN PABLO II.
 
CARD. BENELI, COSECUESTRADOR  Y HOMICIDA DEL PAPA PAULO VI
“Otra ilustración de infiltración presentada por el Padre Villa es una relatada a él por el Cardenal Gagnon.  El Papa Paulo VI le había pedido a Gagnon que encabezara una investigación concerniente a la infiltración de poderosos enemigos dentro de la Iglesia.  El Cardenal Gagnon (en ese tiempo Arzobispo) aceptó esta desagradable tarea, y recopiló un grueso dossier, rico en hechos preocupantes.  Cuando fue completado el trabajo, él solicitó una audiencia con el Papa Paulo para entregarle personalmente el manuscrito al Pontífice.  Esta solicitud para una reunión fue negada.  Supuestamente por orden del Papa Paulo VI, y decimos “supuestamente” porque hay que recordar que sus instrucciones, órdenes, Bulas y Cartas eran falsificados por los Cardenales Jean Marie Villot, Antonio Casaroli y el Cardenal Benelli.
CARD. JEAN-MARIE VILLOT SECUESTRÓ A PAULO VI Y  ENCABEZÓ ASESINATO DE L PAPA JUAN PABLO I. 

El Trabajo manuscrito se guardó por los cardenales traidores en Caja fuerte y negaron la audiencia al Cardenal Gagnon, así que el encuentro con el Papa Paulo VI le fue negada y se imposibilitó a Paulo VI de reunirse con el Cardenal Gagnon
Esto nunca se llevó a cabo, pero al día siguiente la caja fuerte fue quebrada y el manuscrito misteriosamente desapareció.  La política usual del Vaticano es de asegurarse que esta clase de noticias nunca salga a luz.  No obstante, el robo fue reportado hasta en el L’Osservatore Romano (quizá bajo presión porque había sido reportado en la prensa seglar). El Cardenal Gagnon, por supuesto, tenía una copia, y una vez más solicitó una audiencia privada con el Papa.  Una vez más su solicitud fue denegada.  Él entonces dispuso salir de Roma y regresar a su tierra natal de Canadá.  Más tarde, fue llamado de regreso a Roma por el Papa Juan Pablo II y fue nombrado cardenal.” (Revista Latin Mass, Verano 2001) 
Su marido Dietrich von Hildebrand, advirtió en el libro The Devastated Vineyard (El Devastador Viñedo) que la Iglesia solamente puede salvar a la humanidad desde el borde de la destrucción, "si el viñedo del Señor florece de nuevo.  Y por lo tanto tenemos que bombardear al Cielo con oraciones para que el espíritu de San Pío X una vez más pueda llenar la Jerarquía, que las grandes palabras anatema sit pueden sonar una vez más en contra de todas las herejías, y especialmente, en contra de todos los miembros de la 'quinta columna' dentro de la Iglesia." 
"El gran Concilio, el Concilio que ha traído discordia, desunión y la pérdida de almas, siendo el hecho principal detrás de esta destrucción la falta de oración.  Satanás se sentó con este Concilio, y él observó su ventada." San Miguel, 18 de Marzo, 1976 

CONCILIO VATICANO II (Segunda parte)
Mensajes de la Virgen y Antecedentes.
Parte 2 – Nubes oscuras se forman antes del Vaticano II
Vaticano II: “el Concilio que ha traído discordia, desunión y la pérdida de almas” 

"Repito, hijos Míos, como os He dicho en el pasado, que el gran Concilio del II Vaticano fue manipulado por satanás.  El se sentó allí entre vosotros y os trabajó como un tablero de ajedrez.

   "¿Qué podéis hacer ahora para recuperaros?  Es sencillo, hijos Míos: regresad y empezad de Nuevo con las bases que os han sido dadas.  Debéis devolver el respeto a vuestro sacerdocio.  ¡Debéis devolver el respeto a vuestro Santo Padre...!"
– Nuestra Señora, 15 de Mayo, 1976 

(Agradecimientos sinceros al Padre Paul Kramer por su libro,  The Devil’s Final Battle (La Batalla Final del Diablo), del cual muchas de las siguientes citas fueron tomadas). 

Nubes oscuras se forman antes del Vaticano II 

El Cardenal Ratzinger declaró en 1988 que muchas personas tratan el Vaticano II como “un nuevo comienzo a partir del punto cero,” como si este único Concilio pudiese, por sí mismo, redefinir el Catolicismo: 
El Segundo Concilio Vaticano no ha sido tratado como parte de la completa tradición viviente de la Iglesia, sino como un fin a la Tradición, un nuevo comienzo a partir del punto cero.  La verdad es que este Concilio en particular no definió ningún dogma, y deliberadamente escogió permanecer en un nivel modesto, como un simple concilio pastoral; y sin embargo, muchos lo tratan como si se hubiese hecho en sí un súper dogma, lo cual le resta importancia a todo lo demás. (1988 discurso a los obispos de Chile) 
El Cardinal Ratzinger lamentó en 1984: 
Repito aquí lo que dije diez años después de la conclusión del trabajo: es incontrovertible que este período [siguiente al Vaticano II] definitivamente ha sido desfavorable para la Iglesia Católica. 

La revolución desatada dentro de la Iglesia durante el Vaticano II se inició muchos años antes del Concilio.  El Padre Paul Kramer en su libro, The Devil’s Final Battle (La Batalla Final del Demonio), menciona que las corrientes del modernismo comenzaron a fortalecerse durante el reinado del Papa Pío XI.  Mucho antes del Vaticano II, el Papa Pío XI le preguntó a sus Cardenales si sería prudente convocar a un Concilio Eclesiástico.  El Padre Kramer escribe, “El Padre Raymond Dulac relata que en la asamblea secreta del 23 de Mayo, 1923, el Papa Pío XI le preguntó a los treinta Cardenales de la Curia si sería oportuno convocar a un concilio ecuménico...  Los Cardenales advirtieron lo contrario.  El Cardenal Billot advirtió acerca de, ‘La existencia de profundas diferencias en medio del episcopado mismo no pueden ser ocultadas...  [Ellos] corren el riesgo de dar lugar a discusiones que serán prolongadas indefinidamente.”[1]  
¡Y esto sucedió en 1923! 

EL MODERNISMO ADVERSO A LA SANTA TRADICIÓN DE LA IGLESIA.

El hipócrita y traidor Cardenal Villot, fingiendo una actitud leal a la Iglesia para conquistar posiciones superiores de poder en la Curia Vaticana, en ese momento decía que un concilio pudiera ser “manipulado” por “los peores enemigos de la Iglesia, los modernistas, quienes ya se están preparando, como ciertas indicaciones muestran, a producir la revolución en la Iglesia, un nuevo 1789.”[2]  

Los cardenales quienes le advirtieron al Papa Pío XI en contra de convocar a un Concilio de la Iglesia en ese momento, estaban al tanto de las escrituras del excomulgado Canónigo Roca (1830-1893), quien predicó revolución y “reforma” en la Iglesia, y también predicó un futuro cambio en la liturgia: “[El] culto divino en la forma dirigida por la liturgia, ceremonial, ritual y regulaciones de la Iglesia Romana pronto sufrirán una transformación en un concilio ecuménico, el cual lo restaurará a la simplicidad venerable de la era dorada de los Apóstoles de acuerdo con los dictámenes de la conciencia y de la civilización moderna.”[3] 

Teniendo en mente las escrituras de Roca, como también las crecientes corrientes del modernismo, los sabios cardenales pudieran anticipar que los enemigos de la Iglesia podrían emplear un Concilio como un arma para introducir la revolución dentro de la Iglesia y dentro de su liturgia. 

EL PAPA JUAN XXIII ERA SUMAMENTE MANIPULABLE E IDÓNEO PARA LOS ENEMIGOS DE LA IGLESIA.

Los enemigos de la Iglesia esperaron su oportunidad, esperaron a un Papa quien pudiera ser manipulado lo suficiente para proveer una ventana para el asalto y la revolución desde adentro.  El Plan de los Iluminati con sus esclavos masones y comunistas tenían una puerta abierta para destruir a la Iglesia desde adentro. El tiempo vino con la llegada del Papa Juan XXIII: 
Cuando llegó la noticia de la muerte de Pío XII, Dom Lambert Beauduin, un amigo de Roncalli (el futuro Juan XXIII) confió  al Padre Bouyer: “Si Roncalli es elegido, todo estará salvado; él sería capaz de convocar a un concilio y de consagrar el ecumenismo.”[4]  

El Papa Pío IX declaró el 18 de Junio, 1871: “Lo que yo más temo no es la Comuna de la Parroquia – no – lo que yo más temo es el Catolicismo Liberal... Lo he dicho más de cuarenta veces, y se lo repito ahora, por el amor que os tengo.  El verdadero azote de Francia es el Catolicismo Liberal, que intenta unir dos principios tan repugnantes el uno al otro como el fuego y el agua.”[5]  

Como nos dijo Nuestra Señora de las Rosas: 
"Mi Hijo, Su Corazón está desgarrado por Sus representantes en el sacerdocio quienes ahora son Judas en Su propia Casa.  Ellos se asocian con los enemigos de vuestro Dios (La Virgen se refiere a los Iluminati, los masones y los comunistas).  En la manera de humanismo y modernismo, y un ecumenismo que ha sido diseñado desde el infierno, el hombre ahora rápidamente prepara la completa capitulación de la Iglesia de Mi Hijo y del mundo bajo una dictadura del mal.” (Nuestra Señora, 22 de Noviembre, 1976) 

EL TERCER SECRETO DE FÁTIMA SE RELACIONA CON ESTE PLAN DEMONÍACO CONTRA LA IGLESIA.

Nuestra Señora en Fátima trató de advertir al mundo de antemano en el Tercer Secreto de Fátima acerca de una revolución venidera a la Iglesia, una revolución que estaba muy ayudada por las maniobras antes, durante y después del Vaticano II.  En 1959 se anunció que el II Concilio Vaticano sería convocado.  Justo al año siguiente, el 8 de Febrero, 1960, el Vaticano anunció que el Verdadero Tercer Secreto no sería dado a conocer y que “es muy probable que el ‘Secreto de Fátima’ permanecerá para siempre bajo un sello absoluto.” (A.N.I. servicio noticioso, 8 de Febrero, 1960) 

Es muy interesante notar que la decisión de convocar el Concilio ocurrió en 1959, y la supresión del Tercer Secreto al año siguiente en 1960. La Hermana Lucía también fue silenciada en 1960. ¿Por qué tuvieron que ser silenciados tanto el Tercer Secreto como la Hermana Lucía, y había una correlación con lo que se llevaría a cabo durante y después del Vaticano II? ¿Será que el Tercer Secreto y la Herman Lucía son profetas enviados por el Cielo oponiéndose a la orientación del Vaticano II, y por lo tanto los enemigos de la Iglesia tenían que silenciarlos? 

Es necesario hacer un poco de historia sobre el Tercer Secreto para comprender porqué el año de 1960 fue significativo.  En 1946, se le preguntó a la Herman Lucía cuándo sería revelado al mundo el Tercer Secreto, y sin titubear ella respondió, "En 1960."  En 1955 el Cardenal Ottaviani le preguntó porqué no sería abierto antes de 1960.  Ella le respondió, "porque entonces será más claro (mais claro)."  La Hermana Lucía había hecho que el Obispo de Fátima-Leiria prometiera que el Secreto sería leído al mundo a su muerte, pero de ninguna manera después de 1960, "porque la Santísima Virgen así lo desea."  Y del Canónigo Barthas: "Es más, [el Tercer Secreto] pronto será conocido, ya que la Hermana Lucía afirma que Nuestra Señora desea que sea publicado a principios de 1960."  (Para más información…) 
Los Cardenales masones encabezados por Ratzinger, y Mons. Bertone contra la Voluntad de la Virgen para que fuese revelado el Tercer Secreto de Fátima (cf. “Cronología de un Encubrimiento”).



EL TENEBROSO CARDENAL JUDÍO-ALEMÁN JOSEPH KARL RATZINGER PEINTNER, QUIEN INFILTRÓ LA PERNICIOSA CORRIENTE MODERNISTA JUNTO CON EL CARD.  TAMBIÉN JUDÍO-ALEMÁN JOSEPH FRINGS, PARA GOLPEAR A LA SANTA MISA O "ETERNO SACRIFICIO "Y A LA TRADICIÓN DE LA IGLESIA CATÓLICA.

Como se menciona arriba, el verdadero Tercer Secreto no fue revelado en 1960 - en contra de la orden expresa del Cielo.  ¿Podría ser que el comentario de la Hermana Lucía de que el Tercer Secreto pudiera “parecer más claro (mais claro)" en 1960, y después ser debido a alguna profunda revolución dentro de la Iglesia en ese momento?  
El Padre Alonso, el archivero oficial de Fátima y uno de los más grandes eruditos sobre Fátima en el mundo, escribió lo siguiente acerca del Tercer Secreto: 
“Es, por lo tanto, completamente probable que el texto (del Tercer Secreto) hace referencias concretas a la crisis de fe dentro de la Iglesia y a la negligencia de los pastores mismos.” Él habla además de “las luchas internas en el seno mismo de la Iglesia y de la grave negligencia pastoral por parte de la Jerarquía más alta,” de “las deficiencias de la Jerarquía superior de la Iglesia.” 

EL TERCER SECRETO DE FÁTIMA Y SU RELACIÓN CON EL CONCILIO ECUMÉNICO VATICANO II.

El Cardenal Oddi quizá ha dicho la mayor cita acerca de unir el Tercer Secreto a la revolución del Vaticano II: 
“¿Qué ocurrió en 1960 que pudiese haber sido visto en conexión con el Secreto de Fátima?  El evento más importante es sin duda el lanzamiento de la fase preparatoria del Segundo Concilio Vaticano.  Por lo tanto, no me sorprendería si el Secreto tuviese algo que ver con la convocación del Vaticano II...  No me sorprendería si el Tercer Secreto alude a los tiempos oscuros para la Iglesia; confusiones graves y apostasías preocupantes dentro del Catolicismo mismo... Si consideramos la grave crisis que hemos vivido desde el Concilio; no faltan los signos de que esta profecía ha sido cumplida...” (17 de Marzo, 1990 en una entrevista publicada en la revista Il Sabato en Roma)

“Nuestra Señora de las Rosas” confirma en varios Mensajes a la Profeta Verónica Lueken la intromisión de satanás en el seno de la Iglesia: 

"Cómo os advertí y advertí que satanás entraría en los más altos reinos de la Jerarquía en Roma.  El Tercer Secreto, hija Mía, es que satanás entraría dentro de la Iglesia de Mi Hijo." – Nuestra Señora, 13 de Mayo, 1978

"Hijos Míos, hace mucho tiempo os advertí desde Fátima, os advertí a través de muchos portavoces a través de vuestro mundo que el tiempo vendría cuando estaríais sobre un mar tormentoso, y será Obispo contra Obispo y cardenal contra cardenal, y satanás se establecerá a sí mismo en su medio." – Nuestra Señora, 20 de Noviembre, 1976 

"Os digo esta noche, como Dios vuestro, que en esa fecha, como se anunció en Fátima, Satanás entró en Mi Iglesia sobre la tierra.  Él trajo consigo a sus agentes – y satanás mismo, el engañador de toda la humanidad – se sentó también en el Vaticano II y manipuló a todos los de afuera a entrar y distorsionar Mis doctrinas y distorsionar la verdad... Y si pensáis que habéis visto carnicería ahora ya en la Iglesia, lo peor está aún por venir, a menos que sigáis las reglas dadas por Mi Madre hace muchos años, de oración, reparación y sacrificio.  Por vuestro ejemplo podríais salvar a otros.  Porque pronto descenderá sobre vosotros el gran Castigo.  Viene en dos partes, hija Mía e hijos Míos: la Tercera Guerra Mundial y, también, la Bola de la Redención.  Estos no pueden ser retrasados por más tiempo.  Porque los  buenos parecen seguir su camino, quizás orgullosamente.” - Jesús, 18 de Junio, 1986

Aquí la Virgen hablaba también de dos de los Grandes Eventos: el Gran Aviso o Gran Advertencia y el Gran Castigo.
(Consultar:  http://www.tldm.org/spanish/messages/messages.htm  
Estas profecías vinieron de Jesús, María y de los Santos a Verónica Lueken en Bayside, NY, desde 1968 hasta 1995.) 

COMENZARON CON BUENAS INTENCIONES"Obispos en la Casa de Mi Hijo, la Iglesia, os habéis descarriado.  Habéis dispersado a Nuestras ovejas.  Os habéis unido con toda clase de herejes y maestros falsos.  Habéis empezado con buenas intenciones en vuestro Concilio, pero os engañaron en vuestra búsqueda de paz y hermandad.  Permitisteis que toda clase de error lentamente entrara en la Casa de Mi Hijo, la Iglesia.  Debéis comprender que estás poniendo en marcha la formación del Consejo Mundial de Iglesias, pero no será la Iglesia de Mi Hijo. Será una iglesia del hombre, una iglesia sin la verdadera base." – Nuestra Señora, 5 de Junio, 1976 

DISCORDIA Y DESUNIÓN
"El gran Concilio, el Concilio que ha traído discordia, desunión, y la pérdida de almas, siendo el hecho principal detrás de esta destrucción la falta de oración.


Satanás se sentó con este Concilio, y él observó su ventaja.  Él ahora juega ajedrez con los Sombreros Rojos y los Sombreros Púrpuras, moviéndolos con gran felicidad a medida que observa cómo acelera el mal, y toda clase de personas que fluyen rápidamente a través de las puertas de la Santa Ciudad y de todos los cuerpos ecuménicos." – San Miguel, 18 de Marzo, 1976

PUERTAS FUERON ABIERTAS

"Hijos Míos, el Concilio Vaticano II fue iniciado con buenas intenciones, pero las puertas fueron abiertas a toda clase de herejes, produciendo una lenta contaminación de la Fe.  Hijos Míos, ¡tenéis ahora que despertar a los pastores de su sopor¡  Ellos se han entregado ahora a una nueva religión del hombre." – Nuestra Señora, 25 de Julio, 1977 

TODA CLASE DE PROMESAS


SATAN  ESTUVO PRESENTE
"No destruiréis la Casa de Mi Hijo - Iglesia - asociándoos con los enemigos de Mi Hijo!  ¡No convertiréis al enemigo bajando las normas!  Vuestro ejemplo tiene que ser uno de una Fe inamovible.  “¡Cambio!  ¿Qué necesidad hay de cambio cuando la base ha perdurado la prueba del tiempo?  ¡Es el hombre insatisfecho, el hombre avaro y lascivo quien busca cambio!  ¡¿Cambia él para llevar al hombre a Dios?!  ¡No-o-o!  Él cambia para quitar al hombre de Dios –y entregárselo a Lucifer!

"Satanás estuvo presente - él escuchó con oídos cuidadosos durante el Gran Concilio.  ¡El atendió cada movimiento, y  colocó a sus agentes entre vosotros!  ¡Reconoced y reconstruid vuestro camino!  ¡Habéis sido engañados!  ¡Vais por el mal camino!  Dad vuelta ahora, ¡o sembraréis las semillas de vuestra propia destrucción!
  
"¿Cuántas advertencias recibiréis antes que la Mano de vuestro Padre sea enviada sobre vosotros?  Ninguna fecha doy a la humanidad, sino a unos pocos.  Todos los que aceptan la gracia dada libremente con pedirla, no serán tomados inadvertidamente.  ¡Ellos se prepararán!  Toda la humanidad sobre la tierra deberá prepararse para la muerte.
“Nosotros vemos a un mundo en el cual la humanidad va difamándose a sí misma y al Padre, revolcándose en toda clase de lujuria y placer, abominaciones - ¡aún en la Casa de Dios!  Él vive como si nunca fuese a morir!  Ninguna carne humana será eterna, ¡pero el alma es eterna y vivirá para siempre!" – Nuestra Señora, 14 de Agosto, 1974 

Nota: El soporte documental de la Primera y la Segunda Parte de esta Sección correspondiente al “Concilio Ecuménico Vaticano II han sido tomadas en su gran mayoría del Website: www.tldm.org sitio que el Ministerio Internacional de Difusión Profética recomienda ampliamente.
"Toda clase de promesas fue hecha en el Concilio de Roma, Vaticano II.  El camino al infierno es muchas veces pavimentado con buenas intenciones.
"Yo os he advertido en el pasado y os advierto de Nuevo: no podéis comprometer vuestra Fe Católica con los enemigos de vuestro Dios.  En muchos países a través del mundo, parece ser, hijos Míos – y digo, parece ser, - que los líderes de los países comunistas están permitiendo una religión dentro de los gobiernos.  Esto es una farsa, hijos míos, para cubrir el hecho que está controlado por el estado.  Las máquinas de propaganda envían mucha propaganda que engaña al público y a aquellos quienes están dispuestos a creer todo lo que se da en los medios de comunicación." – Nuestra Señora, 13 de Mayo, 1978
 
"Oh, hijos Míos, reconoced, repito, los signos de vuestros tiempos.  Os estáis vendiendo rápidamente a la esclavitud.  Vuestro gobierno y los gobiernos del mundo ahora están casi en completo control por los agentes del infierno.  Las fuerzas del 666 están firmemente afianzadas en vuestro gobierno, en el clero - vuestros pastores, vuestros obispos, hasta satanás ha entrado en los más altos puestos de la jerarquía en Roma.